Militares procesados por femicidio de Aidita Ati estuvieron en su habitación; autopsia revela nuevos datos

La causa de muerte de la subteniente Aidita Pamela Ati fue por asfixia mecánica, según consta en la autopsia médico legal practicada a la víctima, el sábado 29 de junio del 2024, en el Centro Forense de Sucumbíos.

Este miércoles 3 de julio del 2024 se conoció que en ese mismo informe médico legal consta que la joven militar tenía huellas de violencia en la cabezacaracuellotóraxbrazos piernas. También encontraron un líquido blanquesino, que sugeriría una violación.

Durante el velorio y entierro de Aidita Ati, el lunes 1 de julio del 2024, el padre de la víctima también denunció que su hija fue «ultrajada, asesinada y presuntamente violada«.

Paola Montoya, abogada de la familia Ati, dijo que en este caso no se han seguido los protocolos, pues asegura que hasta el momento se desconoce quién autorizó el levantamiento del cuerpo y la autopsia.

Solicitud de apelación

Actualmente hay cuatro militares procesados por este crimen. El domingo 30 de junio del 2024, la Fiscalía les procesó por el delito de femicidio y pidió prisión preventiva para los cuatro oficiales.

Sin embargo, una jueza les dictó medidas alternativas como la prohibición de salida del país y la presentación periódica ante una autoridad judicial. Por eso, la familia de la víctima pidió que se revisen las medidas cautelares impuestas a los cuatro uniformados.

Montoya dijo que ya se presentó el recurso de apelación para que se revisen las medidas alternativas a la prisión. La defensa de la familia Ati también pidió que se realicen diligencias investigativas, como la extracción de información de los celulares de los procesados y de la víctima.

Investigación revela nuevos detalles

Según las primeras investigaciones, los cuatro sospechosos habrían llevado a la subteniente a su habitación y le retiraron su calzado, cinturón y le desabrocharon el pantalón.

Aidita Pamela Ati fue hallada sin vida en su habitación, el sábado 29 de junio del 2024, dentro del recinto militar Brigada de Selva 19 Napo, luego de una fiesta realizada en ese lugar el día anterior.

Vladimir Projnia, abogado de uno de los imputados, también pide que se extraiga la información del teléfono de Aidita. Asegura que hay un último mensaje de la víctima en el que le escribe a un miembro del Ejército y le dice «estoy mal, venme a ver«.

«Si hubo un mensaje, con una última persona que la vio viva, eso nos da el indicio de la hora en la que aún estaba con vida y la última persona que estuvo ahí«, señaló Projnia.

Teleamazonas